Entrevistas


Abril 2010

Seguridad Social para todos

 

Logró la estatización de los fondos previsionales, que durante 15 años estuvieron en las arcas de las AFJP que devino en el nuevo Sistema Integrado Previsional Argentino. 80 mil millones de pesos volvieron al Estado y con esos fondos se puso en marcha el Plan de Asignación Universal por Hijo y se fomenta el crédito para las Pymes.

Promovió la ley de Jubilación Anticipada dando respuesta a dos millones de trabajadores. Impulsó la Ley de Movilidad Jubilatoria que permite el ajuste semestral de los haberes de jubilados y pensionados. Hoy el nuevo desafío de Leonardo Fabre, Secretario General de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión

Social, es que cada argentino tenga la cobertura de seguridad social a partir de herramientas que incentiven la solidaridad y el cooperativismo.

 

Bajar nota completa en Word


Abril 2010

 


Entrevista a Leonardo Fabre

«Quizás lo más trascendente del matrimonio gobernante ha sido el armado político sindical»

Voces del campo popular

Por Martín Salomone y Nicolás del Zotto

En el edificio central de la Asociación de Empleados de Previsión Social, SEÑALES POPULARES tuvo la oportunidad de conversar con Leonardo Fabre, su secretario general desde 1998.

¿Podría darnos una mirada sobre la situación actual del país?
La situación del país es extraordinaria. Extraordinaria porque sale de lo ordinario... de lo que sucedía cotidianamente con los diferentes gobiernos de la Argentina, desde 1976 por lo menos. Esto es, con la llegada de Néstor Kirchner, se invierte una ecuación perversa, que era mayor pobreza, mayor crisis financiera, mayor endeudamiento y eso ha significado también la razón de una durísima reacción por parte de quienes defienden esos intereses. Por lo tanto, estamos en un momento fantástico. Por ejemplo, desde el punto de vista de la seguridad social, lo que nos gustaría que se trasladara a otras áreas del quehacer nacional como la de los insumos básicos, como el agua, que todavía no nos pertenece ¡el agua! Está privatizado el petróleo, los minerales... pero hemos logrado recuperar, por ejemplo, este patrimonio que tiene que ver con el sistema previsional, que hoy está sosteniendo otras cosas como el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, como la asignación universal, y ahora tenemos que ir por otras cuestiones que consoliden este proceso.

Todos los que andamos por la calle vimos en afiches, pintadas, una lucha de años en contra de la AFJP firmada por APOPS, ¿le gustaría comentar algo al respecto?
En ese marco político nosotros como gremio fuimos una fuerza adelantada, nos opusimos a la creación del sistema de capitalización individual de jubilaciones, o sea a la privatización, desde su mismo origen en 1993. En 1994, Menem-Cavallo toman la jubilación solidaria, creada por Perón y los trabajadores, y la transforman en un negocio. ¿Y esto qué significa? Que se privatizó el único capital genuino del país que es el ahorro de los trabajadores. Se había privatizado todo: viejas empresas estatales y no tan viejas, pero faltaba privatizar algo trascendente y con una dinámica muy importante como es el ahorro del trabajador.
Entonces comenzamos nuestra resistencia. Estábamos muy solos hasta el año 2000 que surge la CGT rebelde, disidente, con Hugo Moyano a la cabeza y con todos esos compañeros gloriosos de esa época, que interpretaban nuestra lucha y nos acompañaban. Entonces ya nada pudo detener este proceso que termina con diferentes conquistas. Con Néstor Kirchner, la libre opción jubilatoria en el 2007 y con Cristina Kirchner la recuperación de la jubilación pública en el 2008. Hubo 15 años de lucha de este gremio, la mayoría en soledad y después, gracias a Dios, con el acompañamiento de diferentes actores que produjo esta cosa fantástica que es haber recuperado el sistema previsional. ¿Para qué? Para garantizar jubilaciones y cosas como por ejemplo la asignación universal que es el otro extremo, ya que el sistema de seguridad social protege al ciudadano desde que nace hasta que muere.

¿Qué otro aspecto destacaría del gobierno nacional?
Me parece muy importante la relación con los trabajadores. Se ha logrado un equilibrio a través de las comisiones paritarias, la discusión salarial todos los años. Otorgarle importancia central a ésto fue trascendente. Creo que quizás sea la clave para que haya podido superar algunas crisis recurrentes provocadas por el enemigo tradicional: la Sociedad Rural, sectores concentrados de la economía. Todos sectores que han sido históricamente adversarios de la distribución de la riqueza en la Argentina. Me parece que quizás lo más trascendente del matrimonio gobernante ha sido el armado político sindical. Creo que tanto Néstor Kirchner, en su condición de jefe del movimiento nacional, como Cristina Kirchner en su condición de presidenta de la nación saben muy bien lo que quieren. Saben lo que se están jugando: se están jugando TODO. Y un dirigente cuando juega todo es porque sabe que podrá perder alguna batalla, pero no la guerra. Y esa es la gran ventaja que tenemos hoy desde la fuerza de gobierno y que la tenemos que aprovechar.

Movimientos Sociales y Asignación Universal
«Los movimientos sociales son una emergente, con los cuales hemos convivido en la lucha, muchas veces en marchas y ellos nos han acompañado. Son el resultado de la inequidad social que es lo que la presidenta denomina «el núcleo duro de la pobreza». Nosotros como ANSES nos hemos propuesto llegar a ese «núcleo duro», con la asignación universal estamos haciéndolo. Nos queda un sector de 300 o 400 mil niños o unas 100 mil familias que no han venido a ANSES ni van a venir, los vamos a tener que ir a buscar. Estamos armando equipos de empleados que aparte de las capacidades que tiene que tener hoy un empleado del ANSES sean militantes porque tienen que tener la capacidad de caminar esos barrios humildes, llegar e ir incorporando niños, porque no es nada más que pagarles la asignación universal, nosotros a través de la asignación descubrimos si están sanos, si están enfermos, qué vacunas tienen, si van a la escuela. Estamos haciendo un trabajo político-social desde Ministerio de Trabajo-ANSES, estamos en el 50% del logro de objetivos. Recién estamos comenzando, pero cuando terminemos podremos decir: no hay ningún pibe que esté afuera».
Propuesta: Un Banco Previsional
«Esa es una idea nuestra. Se la presenté a Diego Bossio, el director ejecutivo del ANSES, porque el que sabe de bancos es él. Lo que me parece que necesitamos, es una entidad financiera propia, donde no tengamos que estar pensando cuánto nos cobra de comisión un banco para otorgar un beneficio, ya sea a trabajadores activos o pasivos y además también que el banco esté fondeado por capitales nuestros. Entonces digo, un banco propio, un banco previsional, nos daría la posibilidad de manejarnos libremente respecto a las pautas crediticias que los trabajadores pueden tener hoy. Un trabajador no puede tener un plan de vivienda donde tenga que comprometer el 70% de su salario...eso es ridículo. El trabajador tiene que tener un plan de vivienda que lo pueda solventar con el 15% de su salario. A ésto tenemos que llegar, y me parece que teniendo un instrumento donde no haya ningún tipo de intermediario, nosotros ahorraríamos muchísimo y sería un nuevo paso hacia una real soberanía económica del país».